Tazacorte

Piden una auditoría de gestión a la empresa que se encarga del abastecimiento del agua en Tazacorte   

Consideran necesario contar con una auditoría que haga más transparentes las condiciones de ejecución del contrato y sigue defendiendo su apuesta por la remunicipalización del servicio.

Izquierda Unida Canaria (IUC) propone la realización de una auditoría de gestión a la empresa que se encarga del abastecimiento del agua en Tazacorte. Mediante una moción, que será defendida por el concejal Carlos Martín en el Pleno de este martes, 31 de enero, IUC plantea redactar, por parte de los técnicos municipales, el pliego de cláusulas económico-administrativas y técnicas para la adjudicación de un contrato de servicios, por procedimiento abierto, para la contratación de una auditoría de gestión del servicio de abastecimiento del agua potable y saneamiento de Tazacorte.

Derivado de la actividad contractual del Ayuntamiento de Tazacorte, desde el 1 de febrero de 2007, la mercantil CANARAGUA S.A., gestiona los Servicios de Abastecimiento de Agua Potable a Domicilio y Saneamiento de nuestro municipio, generando un volumen de actividad y una incidencia en las arcas municipales que desconocemos tanto los vecinos y vecinas, como sus representantes en el Consistorio.

Carlos Martín, concejal de IUC en Tazacorte, señala que “en nuestro municipio, con una altísima tasa de paro, estos 10 años de privatización de un bien básico sólo han servido para que la factura con un mínimo consumo se haya encarecido en un 127% (11,65 € en 2007 hasta 26,47 € a 31 de diciembre de 2016)”. Para Martín hay que “tener en cuenta que un gran porcentaje de dicha factura recae sobre la depuración, un agua depurada que sistemáticamente es vertida al mar sin ninguna alternativa a su reutilización para cualquier riego, ya sea en jardines o en la agricultura.”

IUC considera que la gestión indirecta de un servicio, a través de una concesión administrativa, no disminuye de ninguna manera la responsabilidad de la Administración por su adecuado funcionamiento, por  el contrario, la responsabilidad se vuelve especialmente intensa cuando el servicio  comienza a prestarse por una empresa privada.

Para IUC no ha existido en el Ayuntamiento de Tazacorte ningún seguimiento y control, a posteriori, de esta actividad contractual a la concesionaria del servicio de abastecimiento del agua potable a domicilio y saneamiento, por lo que se hace necesario contar con una auditoría que haga más transparentes las condiciones de ejecución del contrato, profundice en la calidad de su prestación y garantice el cumplimiento de los objetivos propuestos, siempre teniendo en cuenta que IUC sigue defendiendo su apuesta por la remunicipalización del servicio.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*