Tazacorte

Demandan que se dote al Puerto de Tazacorte de los servicio previstos

Han instado al Gobierno de Canarias a exigir a la empresa Satocan S.A. el cumplimiento de las condiciones contractuales.

El portavoz de NC recuerda que en la Comisión de Obras Públicas y Transportes, celebrada el 18 de febrero de 2016, en respuesta a una pregunta formulada por NC en relación a la situación de las actuaciones previstas en la concesión administrativa otorgada a la entidad Satocan S.A., la “Consejera se comprometió a realizar” en el segundo semestre del pasado año, “un estudio de la situación de la citada concesión y a exigirle a la empresa concesionaria la culminación de las obras comprometidas en la misma” y, en caso contrario, a actuar en consecuencia. Pero, como se puede comprobar, ha pasado un año desde ese compromiso del Gobierno de Canarias y “las obras siguen sin realizarse”. Es decir, “ni una cosa ni la otra”.

Esta demanda de Nueva Canarias tiene su origen en la Orden de 10 de julio de 2008, de la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, por la que se otorgó la concesión administrativa a la entidad SATOCAN S.A. para la ocupación, construcción y explotación del dominio público marítimo-terrestre en el Puerto de Tazacorte, que comprenden casi 64.000 metros de superficie terrestre y unos 54.000 de superficie de agua, por un período de 30 años y de acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Puertos de Canarias y su Reglamento, quedando fuera los usos de transportes y de pesca cuya gestión se reservó el Gobierno de Canarias.

Para Miguel Ángel Pulido, Secretario de organización de NC en La Palma, “las actuaciones previstas” en esta concesión administrativa “son absolutamente necesarias para potenciar la marina náutico-deportiva y convertirla en un referente en Canarias”, pues además de “contemplar la construcción y explotación de la zona portuaria de uso náutico-recreativo”, la empresa se comprometía a “construir un conjunto de locales y edificaciones, situados dentro del recinto portuario, destinados con carácter general a usos de apoyo a la actividad náutico-deportiva”.
Tal es así, añade Pulido, que en el Pliego de Bases de dicha concesión se recoge la obligación de la empresa de realizar estas obras y mejora de los servicios en dos Fases. En la 1ª, “que incluía el acondicionamiento de la dársena interior y la explanada comercial del Puerto, a pesar del tiempo transcurrido sigue sin ejecutarse la zona comercial, terciaria y de parking (Incluso un edificio comercial multiusos), dado que está pendiente del traslado de la nave de pesca y edificios auxiliares a la nueva zona pesquera”.  Y lo que es peor, continúa Pulido, “las obras previstas en la 2ª fase ni siquiera se han iniciado”, a pesar de que hace ya dos años que se concluyeron las obras de ampliación del dique principal.

Por esta razón desde Nueva Canarias en La Palma, continúa Pulido, volvemos a demandar que se le “exija a la empresa concesionaria la colocación de los 5 pantalanes, para esloras medianas y grandes, en la zona intermedia del puerto que ahora está completamente vacía, lo que posibilitaría la ampliación de 191 atraques”. Asimismo, añade, “hay que exigirle también la construcción y explotación del Club Náutico y servicios, previstos en la concesión en la superficie existente entre la dársena interior y su espaldón, lo que permitiría promocionar la actividad náutico-deportiva, ofreciendo una mayor calidad en los servicios portuarios prestados para satisfacer a los usuarios y hacer más atractiva la marina.

Por estas razones, manifiesta Miguel Ángel Pulido, volvemos a exigir al Gobierno de Canarias que, por parte del Entre Público Puertos Canarios, se “demande a la empresa concesionaria la construcción de las infraestructuras y la puesta en marcha de los servicios previstos en la adjudicación o, en caso contrario, se inicie el expediente de resolución de la concesión otorgada”, pues debemos cumplir con  objetivo de hacer de este puerto una infraestructura estructurante que nos permita  desarrollar el turismo náutico de grandes yates, así como el turismo de cruceros.

Estas inversiones comprometidas y que demandamos, concluye Pulido, “nos permitirían obtener una mayor rentabilidad económica y social” de un Puerto al que se han destinado desde sus inicios en torno a 100 millones de euros, y que “puede producir un beneficio indudable para al conjunto del tejido empresarial de la comarca y de la isla, dado que permitiría generar nueva actividad económica y empleo al ser un nicho de mercado muy importante”. Esta, sin ninguna duda, es “la razón que nos mueve a exigir al Gobierno de Canarias que se haga una apuesta firme y decidida para que se dote al Puerto de Tazacorte de los servicios necesarios adaptados a los tiempos actuales”.

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*