Los Llanos de Aridane

Denuncian la apertura de la piscina municipal de Los Llanos incumpliendo reglamentos sanitarios

Señalan que ha tenido que intervenir el consejero regional de Sanidad para evitar el cierre.

Desde Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane han denunciado que " ante la irresponsabilidad del grupo de gobierno" ha sido la intervención del consejero de Sanidad, José Manuel Baltar, la que ha evitado "que cientos de vecinos se queden sin la posibilidad de usar la piscina por segundo verano consecutivo".

En ese sentido señalan que la apertura de la piscina municipal se realizó "incumpliendo claramente lo que establece el Reglamento Sanitario de Piscinas de uso colectivo de Canarias y que podría suponer el cierre de la misma".

Además indican que "se ha tenido que recurrir al Consejero de Sanidad del ejecutivo que preside Fernando Clavijo para exponerle la situación e intentar buscar una solución provisional que permita el uso de la piscina, mientras se subsanan una serie de deficiencias y obras inacabadas que han apreciado los técnicos de salud pública y están a la vista de los ciudadanos".

Desde CC señalan en un comunicado que "ante el daño que el cierre de las instalaciones supondría, por segundo año consecutivo, para cientos de usuarios, el consejero de Sanidad mostró total receptividad y de inmediato se dieron las instrucciones precisas para poner en marcha un protocolo de actuación, supervisado por el  personal del servicio de Salud Pública.

"Hubo que actuar de esta manera, para salvar la situación porque el propio ayuntamiento,  siendo conocedor de la normativa, ni siquiera comentó a los técnicos de la consejería las intenciones que tenían con la piscina hasta pocas horas antes de proceder a su apertura, manejando el procedimiento para la apertura de una piscina pública colectiva como si se tratara de una piscina familiar", señalan los nacionalistas.

Por ese motivo, denuncian que "estamos ante un nuevo ejemplo de irresponsabilidad del grupo de gobierno en lo que se refiere al deber del ayuntamiento de velar por la salud de los ciudadanos y cumplir la ley en materia sanitaria. Ya el pasado año hicieron caso omiso a las recomendaciones del Área de Salud por una situación de alerta sanitaria ante la posible contaminación con metales pesados del agua de abasto, permitiendo que continuara el consumo sin tomar medidas de precaución pertinentes en esos casos".

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*