La Vanguardia sitúa a La Palma entre los siete mejores lugares del mundo para contemplar el cielo

Señalan que La Palma "puede presumir de tener un cielo impecable".

El periódico La Vanguardia, a través de su suplemento de Viaje, ha hecho pública una relación de los siete mejores lugares del mundo para contemplar el cielo, entre los que incluye a la isla de La Palma.

El rotativo señala que la contaminación lumínica ha convertido algo tan simple y aparentemente banal como contemplar las estrellas en un lujo, solo apto para privilegiados.

Indican que levantar los ojos y mirar el cielo en plena noche en una gran ciudad con la esperanza de descubrir un manto de diminutos puntos de luz en el firmamento ya no es posible. Es necesario alejarse de los zonas urbanas para disfrutar de la visión de la bóveda celeste en toda su magnitud.

Observar el cielo -practicar el stargazing- es una actividad que cada día cuenta con más adeptos, algo que ha llevado a la Unesco a reconocer los mejores lugares desde los que contemplar el cielo.

De Europa a Oceanía, pasando por América, presentan algunos rincones perfectos, destinos turísticos Starlight, reconocidos, entre los que destacan Algueva (Portugal), Mauna Kea, (Hawái), Desierto de Atacama (Chile), Galloway Forest Park (Escocia), Aoraki Mackenzie (Nueva Zelanda) y El Montsec (Lleida), además de La Palma.

De La Palma señalan que no hace falta cruzar el mundo para disfrutar de uno de los mayores observatorios astronómicos del mundo: el Centro de Astrofísica de La Palma y el Observatorio de Roque de los Muchachos.

"Y es que esta isla canaria –el segundo lugar en obtener la certificación de destino turístico Starlight- puede presumir de tener un cielo impecable, fundamentalmente por la ausencia de precipitaciones", destacan.

"Construido a los pies del parque nacional de la Caldera de Taburiente, el complejo cuenta con una quincena de grandes telescopios gestionados por diversos países, que puede ser visitado durante todo el año" concluye La Vanguardia.

Fotografía Instagran de Kai Stockrahm

Deje un comentario

Su e-mail no será publicado.

*

*

*